martes, 15 de diciembre de 2009

Puntos de partida III

orbitaba la luna
el pez delicado del silencio
un planeta de sal en las alturas
un dedo índice de paz y de nostalgia.
atesoró las caminatas
que le contaba con voz de nieve
tuvo espejos
pero quería tardes de plazas
y fósforos incendiando el rocío.
orbitaba la luna
en espacios de tela multicolor
en tazas de té
en lagos con nombres indígenas.
nada ocupaba el cielo
más que un rumor incandescente
y todo lo frágil
de un momento feliz.

"(...)me han puesto manos para hablarle
a las cosas de mi."


5 comentarios:

Dolores Eidán dijo...

Me parecen increíbles y fascinantes las casualidades.
Como que yo tenga en mi grabador el cd "A 18' del sol" del Flaco y que justo empiece a leer tu entrada sin saber cuando comienza la canción 5 que es "Canción para los días de la vida" y que no sé, que te refieras a ella, que pase todo eso.

Un abrazo enorme, muchacha.

la mar dijo...

pff...

qué puedo yo decir que usted no haya dicho.

le agradezco siempre por resignificar lo que escribo, cada vez que se da un paseo por el Paraná.

tardes de plazas, tazas de té. eso es todo para que un momento sea así de feliz.

gracias.

eMiLiA dijo...

"Tengo que aprender a volar
entre tanta gente de pie"

Preciosa canción.
Y bonitas palabras las tuyas!!

Un besoo♥

Lachicabipolar. dijo...

Chica, adoro tu blog (L)
te añado a mi lista!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"más que un rumor incandescente"


Me resulta, hiper-fresco, diferente.
Por eso me encata.

Saludos y un abrazo.