lunes, 29 de marzo de 2010

Sobrerreaccionando

"Enfim,
De tudo o que
Há na terra
Não há nada em lugar
Nenhum!
Que vá crescer
Sem você chegar
Longe de ti
Tudo parou
Ninguém sabe
O que eu sofri..."

Oceano - Djavan





Trágica, tan trágica. Tan viendo sangre entre las nubes, tan viendo muerte porque crecen las flores. Tan trágica, porque sí.
Cualquier día se parece al final de una escalera mecánica en el puerto, los ojos presintiendo últimas miradas y la huida para siempre de ventanas que parpadeen al entrar en escena.
Cualquier día de estos se parece a un parlante arrancándome del calor de un auto, de pedidos de disculpas. "Hasta entonces nunca / me habían aterrado de esta forma..." Pensé en esa canción. Cualquier día de estos es perfecto para esa canción. O para la de más arriba. O para las que todavía no puedo volver a escuchar.
Trágica, tan trágica, con el malhumor de un vientito cargado de sal que no puedo palpar con la lengua. Con la frustración incendiando las pocas pestañas que adornan vanamente mis ojos. Entreviendo algún océano. Tan trágica, sobrerreaccionando, queriendo cambiar todo por una tarde de mandarinas, al sol.

3 comentarios:

Lluvia Canina dijo...

pah yo también soy trágica,muy. y te diré que no es nada bueno eso de andar exagerando. bueno,excepto para escribir poesía

eMiLiA dijo...

¿Te dije ya lo mucho que me gusta lo que escribís?

Te leo y esa música de fondo aunada a tus letras me dan ganas de arrojarme por el balcón más cercano.

Cuántas veces lidié conmigo y mi tragicomedia!

Escribí un intento de conversación hace un tiempo donde recordaba mi faceta trágica tan poco atractiva a sus ojos: http://escapistahoudiniana.blogspot.com/2010/02/conversemos-iii.html

Ces´t la vie.

Un abrazo!

Terapia de piso dijo...

Y a vivir nuestras tragedias con propia licencia.

Saludos, Eclipse.

José Roberto Coppola