miércoles, 10 de marzo de 2010

De cuentos

.
"los gemidos de tu siesta tienen tiempo

y los fantasmas que amas tienen algo al fin
yo no tengo un solo rastro tuyo en mí"


Imagen: Emily Dunn

La arvejita del cuento se equivoca de colchón.
Una boca hermosa mastica su piel verde, su interior algodonado.
Mientras, hay té verde con jazmín para los amigos.
Todos son invitados y bienvenidos a su casita de cartón pintado. A las seis de la mañana cierra la puerta y se va a dormir.
Sabe que cada colchón, como papel de seda, se ceñirá sobre su cuerpo y ella seguirá doliendo, importunando.
Sonríe pensando en té y jazmines, en un verano cualquiera, en mañanas con olor a sol y tostadas.

2 comentarios:

eMiLiA dijo...

La imagen me hace acordar mucho a mi, no sé si por mi inclinación natural a la siesta o por dejarme dormir con cuentos de hadas (todavía)

Un abrazo!

Estonetes dijo...

Según voy cumpliendo más años (todavía se puede decir :)) más odio dormir. Pérdida de tiempo!
Nice post.