martes, 26 de abril de 2011

Viajes iniciáticos

Ulises, El Quijote, Bilbo Bolsón, Dune, Hyperión... y en una versión hiperreciente, el muchachito de Into the wild. Viajes iniciáticos que ilustran la idea de que el viaje no es simplemente la meta sino el trayecto.
Pero me quedo corta diciendo esto. Hoy Apolline y Marcelo hablaron de mucho más. Los llamo por el nombre, a pesar de ser importantes académicos, docentes de La Sorbona y de tener currículums envidiables, porque nos propusieron sus ideas acerca del Reencantamiento como una charla entre amigos, un vaivén de espiritualidad y optimismo que nos renovó la mente y el corazón.
Proponer el viaje iniciático como un primer paso hacia lo desconocido, aceptando la muerte a muchas cosas y valorando el aflorar del rizoma que se va entretejiendo mientras todo transcurre.
Transcurrir, no simplemente ocurrir, pero transcurrir también aquí y ahora, en el "instante eterno" que posibilita ese arquetipo que podemos construir si así queremos.
Animarse al viaje.
Y animarse también a entrechocarse alegremente con el otro, a tocarse, a sentirse, a palparse inmensamente otro pero parte de mi ser universal.
Algo anda entre nosotros y nos despierta. Como recién nacidos nos envuelve en un abrazo blando. El invierno viene con frazadas, viene con té de canela y miel.
Cualquier viaje puede empezar ahora. Cualquier tiempo es bueno para ajustarse los cinturones.

6 comentarios:

Pablo Nuñez dijo...

Como siempre decís Caro, no importa tanto el llegar sino el transcurso del viaje. Beso

Scarlett DuBois dijo...

Y la vida, el viaje por excelencia. Buenos viajes inicíaticos esos que mencionás. Ojalá yo tenga uno así.

Gonzinko dijo...

Me quedo con eso de que el viaje es el trayecto. Por eso me gusta viajar.

pelado1961 dijo...

Cualquier tiempo es bueno para emprender un viaje iniciático.
Pero en algunos casos, el viaje es apremiante, es una cuestión de supervivencia del alma en un mundo casi despoblado de gente que mire hacia su interior.

Muy buen tema.
Saludos.

¿es o no es? dijo...

Hoy estaba en el bus y pensaba en no esperar, pero no esperar de verdad.
Ta salao.
Vagar deambular andar por andar. Los mejores caminos.

"Errar es humano", tenían razón :)

¿es o no es? dijo...

(Y muy lindo ese dibujo que va en bici -mi forma preferida de errar- je).