domingo, 8 de marzo de 2009

Es hora

La tarde pidió algunos vasos a la miseria del olvido. Porque decir no y que sea un sí, es cotidiano, parece.
Indecisión en las puertas del infierno que vengo presintiendo. Indecisión y más frases que escapan de mi recetario.
No hace frío, un pequeño viento como el susurro de un árbol corre afuera y es bienvenido.
Adentro, más adentro de este juego están los saludos de siempre y más palabras que tragamos en los vasos del olvido.
Es hora. Es tiempo límite, cosas que salen de mi boca y no sé si llamarles palabras, o sonidos, o ruegos silenciosos camuflados de "chau, hasta luego".
Torcer un no, hacer que el sí me invite la última vuelta del baile que jamás pensé bailaría. Ahora queda esperar por una claridad, que entre la bruma de estos días parece no alcanzar nunca su destino de luz.
Ahora queda esperar por el final del juego, que no necesariamente será un desenlace. Quizás gane la razón algún día. Quizás nos demos cuenta de la incompetencia del corazón mientras hace que pulsa dentro del pecho.

13 comentarios:

CLAUDIO BURGUEZ dijo...

"las noches no son claras aqui
pero si hay luna, lo sabemos
sentimos una cosa un minuto,
otra distinta al siguiente"
carver

Quijo dijo...

Puede que la razón no se haya todavía enterado de lo que el corazón le esta gritando...

Un abrazo!!

Lucas.- dijo...

Muy lindo esto.

g. dijo...

Porque decir no y que sea un sí, es cotidiano, parece. Y viceversa también. Y es peor.

Hasta cuando te pones más abstracta tenes esa capacidad de ir generando imágenes con las palabras.
Poco a poco voy viendo.
Espero ver bien.

Todo concluye al fin... Y en algún momento la locura va y viene.

A veces siento que no te merezco como lectora, Caro... Yo cuando te comento sólo te digo tontadas.

Hasta luego.
Besos.
Cariños.
Abrazos.

Gastón.

Julieta dijo...

"Quizás nos demos cuenta de la incompetencia del corazón mientras hace que pulsa dentro del pecho"


quizas.
probablemente no.

Edu dijo...

Decisión difícil la de reconocer que ya es hora. Generalmente la postergamos.

Abrazo

Marie Augustine. dijo...

ÇMe gusta mucho tu blog, te segui, en ambas opciones.

El león dijo...

por cosas así queda claro por que hay algo para vos en mi ojo azul :)

pasa a buscarlo cuando quieras

un saludo grande

Verònica dijo...

la incompetencia del corazòn.. la lucha entre razòn y corazòn, tan eterna... el no saber que hacer... la oscuridad, y buscar la luz, luz, luz, necesitamos mucha luz...
tus palabras aùn tienen aunque indecisas un dejo de esperanza, eso, que te dejen bailar.. como dicen ¿quien te quita lo bailado?... me gusta volver a leerte, agradezco la invitaciòn de la otra vez, pero ese viernes yo no estaba en Montevideo porque sigo de licencia, pero me sumo a los encuentros que vengan luego del 20 eh!!! acordate de tu compatriota!, te dejo un beso GRANDE,hasta luego (que no es chau) Vero.

Bellaluna dijo...

Son batallas, bailes, qué más da... pero no damos por perdida la guerra, no, no tiremos el carnet de baile. Deja latir el corazón, escucha sus razones. Luego decide...

Floretta dijo...

la razón y el corazón siempre están conectados.
el tema es cuando alguno de los dos se hace el salame, o el que no escuchó al otro.
ahí está el problema.

un beso :)

Eclipse dijo...

Claudio: gracias por los versos... vienen tan bien!

Quijo: así es, problema de muchos, parece.

Lucas: me alegro que guste

G: no vuelvas a repetir esod e que no me merecés como lectora. Me pongo rara cuando me pongo abstracta, es una costumbre rara que me descompromeete, de alguna forma, creo.

Julieta: justamente. Sólo quizás.

Edu: si, siemrpe postergamos las decisiones que necesitan de nuestro actuar instantáneo... qué vamos a hacerle.

Marie Agustine: gracias!! me alegro que te guste.

Leon: gracias!!

Vero: si!! ya vendrán encuentros. Siemrpe me acuerdo de mi compatriota, quedate tranquila. qué bueno que puedas ver algo de luz entre todo eso...

Bellaluna: el corazón va a seguir su dialéctica de romperse y recomponerse... mientras le toque pulsar, ya dijo alguien.

Floretta: jajajajaja. exacto!! el problema es hacerse el gil!

Lucía N dijo...

Como siempre, no sé cómo llegué aquí, pero me gustó este lenguaje directo.
Con tu permiso te agrego a blogs que sigo, para próximas visitas.

Un saludo.