sábado, 28 de febrero de 2009

Agorafobia

A todos les gusta el mar y yo
nomás
prefiero ver
las olas
rompiendo sus flemas
en alguna orilla
y no meter
ni un pie.
Pero todos
todos ellos
aman el mar
el mar abierto.
Y yo cambiaría mi seguridad de arena
por una agorafobia continua
si pudiera tenerlos.

14 comentarios:

Dolores Eidán dijo...

Yo prefiero, sin duda, ambas cosas.
Ver las olas desde afuera tiene su encanto, pero sentirlas golpear contra mi cara me hace sentir viva.

Saludos Eclipse!

Yeahstyle dijo...

Yo preferiría ver el mar a las cordilleras.. O.O siempre hay algo peor, jeje.
Saludos

Jor dijo...

"Y yo cambiaría mi seguridad de arena
por una agorafobia continua
si pudiera tenerlos."

Ay amiga! que bueno es que hayas vuelto a escribir.

Tengo que encontrarte, hay mucho por hablar.

Teamoportupoesiaytusruloslocos

Habitarás mi ocaso dijo...

A mi me gusta el mar, pero prefiero permanecer en la arena y contemplarlo.

No sé nadar pero estas vacas me agarro un impulso temerario y desde un barco me tiré a mar abierto (con salvavidas obviamente)El color del agua me invitaba a zambullirme.

Besos, espero que te haya ido muy bien este finde.

Habitarás mi ocaso dijo...

Terminé de hablar con vos y entré al site de Juarroz. Encontré una carta de Julito admirando su poesía.

Seguire indagando.

Besos con aires criminales (de los que ahora habitan estantes) ;)

Maca dijo...

me gustó mucho este poema eclipse.

(además ahora conozco una palabra nueva)

saludos!!

remolacha.

Pablo dijo...

Le tengo terror a las playas... de estacionamiento sin ningun auto, tan vaías, tan solas... tan extremadamente expuestas al sol.

El león dijo...

yo me quedo con el mar, el mar de noche cuando hay una tomenta en el aire, y se sabe que esta cerca, entonces te paras en la escollera y miras como las olas llegan con furia y tratan de llevarse todo, no te miento, creo que fue una de las pocas veces que senti verdadero miedo en mi vida, y a la vez embelesamiento... el mar es hermoso, por donde se lo mire

saludos, gracias por pasarte

Pd: escribime, si te interesa unirte al proyecto de blog, ya somos cuatro, andamos pescando ideas y pensamientos

Manuel dijo...

Sobre gustos no hay nada escrito..

Quijo dijo...

Me gusta tener el mar siempre cerca, pero lo suficientemente lejos para no ahogarme en el inmenso.
Un abrazo!!

Xaj dijo...

El iodo, la arena, la espuma.

Amamos lo que va y viene, arañamos las olas, zambullimos nuestros delirios en amores de atardecer a orilla del mejor sueño.

Amamos lo que viene, y se va.

pd. Ey, me gusto lo de emborracharnos con buen fernet. Voy comprando unas lindas botellas de brebaje, dale?

ÓNIX dijo...

Yo me quedo con la Luna...


Pero no sabes cuanto me gusta contemplar el mar, sólo eso... Y una vez que me sumerjo en él, me cuesta tanto salirme porque es majestuoso, es tan lindo como tu poesía y tan azul como mi vida...

Anturayén dijo...

Hermosos blog.

Saludos =)

Espero volver a leerte

g. dijo...

Hay algo en tus palabras que me hace ruido; no sé porqué, Botija.
No sé qué será; me fijé agorafobia, por si acaso:

En psiquiatría, sensación morbosa de angustia o miedo ante los espacios despejados, como las plazas, las avenidas, etc.

Hermosa palabra, pobre gente la que tenga ese miedo; andar por una plaza teniendo tanto miedo como uno de esos que está encerrado en un ascensor.

No sé, hay algo que todavía no me cierra; intentaré cerrarlo con seguidas lecturas.

Leeré luego el otro texto.

Besos Botija.