sábado, 21 de marzo de 2009

Alergia

Las náuseas a la mañana, la saliva rota que recuerda cierta música y ciertas ganas de bailar lo imbailable. Las náuseas a la mañana con un gusto a oportunidades de decir que se pierden. Náuseas, las noches se revuelven en el estómago de un día a estrenar.
La pantomima del viernes abre un hueco entre una gama de frasecitas armadas. Respuestas rápidas, los "sí" y "no", los planes y las pocas ganas de estar tan expuesta, pero aún así...
Y acaso se pregunta, con su vocecita frágil, con su pijama a cuadros, con todo el cuerpo, qué será de las futuras nostalgias, de las futuras náuseas, de todos y todos los viernes que vendrán a pedirle permiso para quedarse en su almohada.
Las náuseas a la mañana, como luz roja avisando del peligro que quizás implique equivocarse de manos, de voz, de par de ojos.
Y esas ganas de acariciar algo que duerme, siendo tan alérgica a los gatos.

13 comentarios:

Patricio dijo...

Las nauseas de la mañana pueden representar cosas demasiado opuestas.. Lo importante es como se siente uno después de que pasan..

saludos señorita
seguiré pasando!
adioss
Voces

Habitarás mi ocaso dijo...

Tantas nauseas que me hizo recordar la novela de Sarte... y esas ganas de acariciar algo que duerme a tu destacado de Girondo.

Besos nadadores.

Habitarás mi ocaso dijo...

Shhh, solo te comento a vos. Mi blog esta muy descuidado!!!!

Verònica dijo...

"equivocarse de manos, de voz, de par de ojos".. a eso estamos expuestos y aùn màs, a veces, los viernes a la noche...
pero, quien nos quita lo bailado?? y encima de todo aprendemos...
Pero es cierto, a veces podemos preferir la seguridad de una noche con la almohada... sin riesgos màs allà del riesgo de enloquecernos por tanto estar con nosotras mismas..
Esta es mi reflexiòn.. surgiò de tus palabras, agradezco que estès y seguir leyèndote, si, mi compatriota! =) besoTs, Vero.

Dolores Eidán dijo...

Sabés dar ahí en el blanco, aún en esos días cuando todo pinta ser negro, negro, negro.

(Quizás hoy me entienda sólo yo)

Eternas y hermosas narraciones.
Saludos.

Jor dijo...

"Las náuseas a la mañana, como luz roja avisando del peligro que quizás implique equivocarse de manos, de voz, de par de ojos."


A veces falta algo mas que acariciar algo que duerme. Tendría que ser que no hay ternura comparable a la de acariciar algo que duerme y que te quiera.

Perdón amiga, no es mi día, ni mi hora, ni mi tiempo.


Te amo!

ÓNIX dijo...

Paso a dejar mis respectivos sáludos.

Con náuseas o sin ellas, la vida continúa y es fantástico disfrutar de ella...

iunius dijo...

¨Náusea con gusto a oportunidades de decir que se pierden¨:

Perfecto.

Le Petit Prince dijo...

Acariciarla cuando duerme a mi lado

El león dijo...

por lo menos confia en que le quedan muchos viernes... eso hace que las nauseas no lo sean tanto... dependiendo de lo que signifique el porvenir de tanto dia nauseabundo...

me enrosque? espero haya dicho lo que quise decir

por lo menos para dejarte algo mas o menos claro, me gusta muchisimo como escribis

un gran saludo!

Eclipse dijo...

Patricio: no sé descifrar cómo sentirme después que pasano qué cosas pueden representar... sólo náuseas.

Mili: SI!! Tengoq ue leer a Sartre... y lo de Girondo fue a propósito, obviamente. Reconozco el honor... venite cuanto antess!!!

Verónica: creo que elegiste la cita que da toda la explicación sobre la náusea mañanera.

Dolores: pfff... pero si yo solo sigo pintando de negro, negro negro... mcuhas muchas manos de negro.

Jor: vos tamibén diste con la frase justa, la clave de todo. qué hacerle... quizás todo sea mucho pedir.

ónix: creo que las náuseas son un necesario parate, alerta de que algo está ocurriendo.

inius: sí, siempre hay oportunidades de decir que desaprovechamos.

principito: ojalá puedas hacerlo seguido, qué lindo.

León: viernes habrá de sobra... el tema es si prefieren quedarse en mi almohada o salir a parrandear por ahí.

g. dijo...

Yo, si no fuera alérgico a los gatos, sería andaría de cabaret en cabaret buscando gatos que ahoguen mis penas... (Y perdón no lo pude evitar... Algo de diversión...).

La nausea de las mañanas... ¿Vendrá también en su versión de tarde-noche? Porque a mi me agarra mucho más a la noche, esa vieja amiga.

¿Bailamos lo imbailable, amiga? Esta pieza es mía, le tiendo la mano y salimos a la pista...

yo mismo dijo...

a mí también me recordó este texto a la náusea de sartre... ese sentimiento mañanero que apenas te deja vivir hasta que al tiempo se va, y todo parece ser distinto.

"equivocarse de manos, de voz, de par de ojos...", me encantó. y este texto también. aunque lo que duerma al lado sea un gato... :)

un beso.