martes, 4 de marzo de 2008

Haber sido

Empobrecimos el ruido de la lluvia
con silenciosos pasos en la arena.
El sol ausente hizo las huellas,
entretejió una noche con mis tripas
y mi cansancio y mis pequeños puentes
y mi extravío.
Sin saber qué me gusta
o qué aprendo a tolerar
o qué es mera suerte
o qué es hechizo.
Y sin saber por qué me asusta la casualidad de una mirada
o asumir muy brevemente
que soy cierta,
que anochezco desesperadamente.
Este amasijo de ganas,
de inconclusos,
de tener y no tener el vino en la garganta,
de ser defraudada por mis previsiones
y el alcohol.
Este aventón de esperar lo muerto
y lo prohibido
y lo que probablemente haya sido
sin darme cuenta
y no vuelva
ya no vuelva
a ser.

6 comentarios:

JUAN dijo...

Hace rato no posteo, comentaria sobre todos los anteriores q me llevo rato leer, pero en fin.. todo lindo? como estuvo ese finde q te fuiste con los de la facu?
A ver cuando nos vemos, besotes!!!

meirlauquen dijo...

De su paleta ,
nunca usó el celeste ,
porque olía
que ningún cielo ,
podía ser el
suyo .
Calor , humedad ,
un día
el celeste
goteó .
Sus sueños
danzan ahora
en el diminuto
infinito
cielo
sobre la baldosa blanca.

Meir

Rodolfo Serrano dijo...

ES un hermoso poema. Pero quería pasar pr aquí sólo para darte un beso

yo mismo dijo...

qué bien. precioso. algo triste, también. o no. qué más da.

esta mañana en españa estoy tranquilo, algo cansado. dentro de poco es hora de clase, aún estoy en pijama y leer esto no sé de qué manera, no sé de qué forma, ha hecho que me apetezca salir, que quiera atravesar el frío que estos días aprieta el país y llegar allí, donde ya está ella y darle un beso. es perfecto que unas cuantas palabras te despierten tantas emociones.

:)

Eclipse dijo...

Ufff, chicos... me ponen tan contenta todos!

Juan: sí!! tenemos que vernos! hace mil que ni hablamos ni nada. Gracias por ser fiel a estos pagos.

Meir: Hermoso poemita, como todos los fragmentos que me regalas. Pero especialmente este me conmovió muchísimo. Te tengo abandonado en los comentarios, pero te leo siempre! Ya me pasaré por tu rincón de haikus.

Rodolfo: Un honor, como siempre, que te pases por aquí. Gracias por la ternura de ese pasarte por aquí a darme un beso. Ya habrá oportunidad para que, algún día, cruce el inmenso charco y nos veamos en Madrid...

Yomismo: ...y contigo también. Es grandioso que mis palabras te lleguen, al menos retribuyo en algo lo que tú haces casi a diario conmigo. Estamos en estaciones opuestas y mientras el frío te corta la cara, aquí hace una semana que no para de llover y la espesura de esta humedad insolente me quita el ánimo. Pero de repente llegan a este lugar un puñado de personas que son capaces de animarme con sus palabras. Gracias por pasarte!

Cicloescenico dijo...

Muy bonito, la musicalidad de cada verso es de otra dimension...

Salud.