lunes, 26 de marzo de 2012

Pequeño manifiesto nocturno

No quiero ser literatura. No quiero permitir que me descuarticen sobre una mesa de disección (mucho menos sin la conjunción de un paraguas y una máquina de coser).
No quiero que digan que me conocen aquellos que lean mi nombre en las tapas de libros o lo oigan en boca de otros. No quiero que me lean en las escuelas. No quiero que me encasillen en movimientos, generaciones o alias.
Quiero que me lea el que tenga ganas, quiero que cierren bruscamente un libro o un blog si no les gusta, quiero que copien un fragmento y lo atesoren en cualquier lugar que les convenga.
Quiero que en una conversación cualquiera, un desconocido se acuerde de un verso que me leyó hace tiempo, aunque no recuerde, siquiera, mi nombre.
No quiero ser literatura.

3 comentarios:

Habitaras mi Ocaso dijo...

Yo te leo. Generalmente me gusta. Y he recordado algunas de tus palabras alguna que otra vez.
Lindo manifiesto.

g. dijo...

Yo diría "vivisección", ya que, digamoslo, estamos vivos, o "esto" está vivo.
A mí me gusta crear movimientos poeticos de los que nunca se han escrito ni un poema. Ahora voy a empezar a inventar alias para esos poetas que nunca han escrito nada.

Saludos Eclipse.

Eclipse dijo...

pero lo suyo es más auténtico, G.
o al menos no hiere ni ofende a nadie