domingo, 28 de agosto de 2011

Idas y vueltas




Hubo una euforia similar algún diciembre lejano. Efímeros días cargados de canciones, aroma a té y suspiros.  Pero entonces no amaba los erizos. Para entonces no había conocido mi parte más oscura ni había luchado contra ella, para entonces me faltaba demasiado por ver.
Agosto está lleno de planes. Un perfume a cosas nuevas se desenvuelve del cielo, cuelga entre los puentes invisibles que unen puertos de ciudades extrañas y los viajes dejan de ser fotografías para ser planes con fecha de ida y vuelta.
Un día habrá una sola almohada y no habrá boleto de vuelta.


5 comentarios:

emiliano dijo...

viajar. siempre viajar.

Poeta Errante dijo...

La última oración es la posta.
Lindo leerte, Eclipse.
Abrazo por todo lo ancho del río! :P

Gonzinko dijo...

Me quedo con Septiembre... Me cae mucho mejor. Saludos

Catalina tenía la rutina... dijo...

Me crucé con esto y le digo que, además de hermoso, es tan palpable que masifica y extiende la felicidad que describe. Hasta lugares inpensados =)

·Geo·ligne· dijo...

=)

Lleno de sensaciones.

"Pero entonces no amaba los erizos. Para entonces no había conocido mi parte más oscura ni había luchado contra ella"

Esperemos que llegue el día sin voleto de vuelta.

Y que haya tardes de mates y risas. Cuente con eso.

Abrazo :)