lunes, 23 de mayo de 2011

Sin ton ni son.

No arrepentirse de haber sido. Predecir los pensamientos. Y ser inmortal.
Un bosque rubio de asfalto sintético.
Como de tu cuello, de tu tiempo, de tu nada-todo-cuerpo sin que mires.
Sin ton ni son. Algo nos dice que es tiempo de mudar de pieles.
Yo mudo mi casa-caparazón de tortuga.
Yo mudo mis señas de papel machè, mis ganas de sufrir por una vida justa, mis tumbas de neón, los gajos de una piedra abierta en dos.
Abro. Desangro la noche con pasos en zig-zag. Me prendo a ese tutor viviente que me deja crecer cual plantita feliz.
Tiemblo. Un camino de despedida hacia casa, al norte, a la esfera transparente de la ciudad.
Con ton, son.
Somos.
"Y hoy por suerte no es ayer"

 
"no me importa la máscara que pintes en tu cara..."

7 comentarios:

Pablo dijo...

Viva el príncipe!

Viva!

emiliano dijo...

a sumar.

eMiLiA dijo...

Llega el tiempo del cambio de piel, siempre llega.

Metamorfoseándote a otras mejores.

:)

¿es o no es? dijo...

Dos las que andamos de mudas. omos.

Leerte me da eso que se parece al ánimo de la compañía (virtual también existe).

Besos hada de la ciudad, diría el Fd.

:)

Jules dijo...

El día en que yo te regale mi erizo, también irá algo de Camilo José Cela a quien tenés que leer porque te vuela el moño.

-le contaba-
un beso, niñita.

Beterraba y Remolacha dijo...

eclipse, caro, carolina:

cuánto tiempo que no te escribo, pero te sigo, pero te sigo...

espero que mañana te regale el día sus dibujos. el mío diría:

"elegir
un camino partido
un no sé qué
un erizo".

en la piel cambiada...en la calle deslizada, en la canela del té con pausas, a saborear, a saborear cada pedacito...

un beso enorme
maca.

David C. dijo...

si pues, hoy por suerte no es ayer. Pero ojo hoy es el ayer de mañana.