lunes, 23 de agosto de 2010

Monocromo


Los primarios y secundarios nunca fueron lo suyo.
En monocromo.
Cantar, bailar con polleras enormes y cantar con voz de papagayito frágil.
Todo en monocromo. Brillando de blancura y en contraste, con formas que se rebelan contra todo imaginario.
Y ser monocromo le encandiló los pies, detuvo las piernas, puso lastre a las almohadas.

9 comentarios:

Alessis dijo...

¿Almohadas con lastre? Eso es nuevo.

Emerre dijo...

Qué se le va a hacer, es genética. Un tema de cromosomas.

Alejo dijo...

Inexplicable como explicar lo que acabo de leer...es como se de un lado a otro se movieran las palabras, a ratos se encendían y se apagaban, pero la brillantez siempre persistía...simplemente Bravo.

Saludos,
Alejo

P.D Un espacio para continuar deleitándose a menudo, eso seguro.

eMiLiA dijo...

Por eso lucho a diario por una vida technicolor!

:)

Un abrazo grande!!

g. dijo...

Che, te leí.
Ah, el papagayito creo que viene por estos dias.

Besos.

Paula Einöder dijo...

mi querida, es lindísimo leerte! espero vernos más seguido en nuestros respectivos blogs! cariños :-)

emiliano martínez dijo...

los sueños que todos tuvimos, ahí.

subí la música eclipse, dejanos escucharla...

El poeta invisible dijo...

Lo dije y lo sigo diciendo, envidio tu poesía en prosa.

·Geo·ligne· dijo...

HERMOSISIMO!!!!!!!!!!!!

:)
"cantar y bailar con polleras enormes..Y ser monocromo le encandiló los pies.."

Me encantó.