viernes, 25 de junio de 2010

Nominar

"(...) y cuando lo nombrás se te iluminan las letritas"

Diálogos con un hombre de metal*

«M,
Se me ocurren un par de clichés pero odiaría que los tomaras como burla, aunque la intención es hacerte reír: qué tal... "Pensá en el mar entrando y saliendo, entraaaando y salieeeendooo". Siempre dicen esas cosas en las películas y yo río tontamente.
Fuera de broma, evocar alguna imagen placentera es bueno para lograr cierta calma y conciliar el sueño. Me da un vértigo exquisito intentar imaginarme qué imágenes podrían ser placenteras para vos, M.
Todo se termina en una letra. Pero a la vez todo comienza. No quiero saber más, adentrarme en las limitadas pero vastas posibilidades de un nombre. Prefiero la multiplicidad de palabras que pueden nombrarte mejor que cualquier nombre, la cantidad de imágenes que te describen perfectamente, el sumario de colores que se ajustan al color de tu sonrisa inventada una y otra vez.
Pero donde acaba la letra empieza otro lenguaje, el que armás con tus cartas atropelladas y tiernas, en medio del insomnio, del cansancio de los viajes de rutina, de la paz que lográs en medio de cualquier caos, el ojo del huracán que dedicás a las cosas que realmente querés y hacés con el alma. Sos capaz de inventar un lenguaje detrás de las palabras de tus cartas kilométricas. Cartas que hacen malabarismos con mis humores y fiestas a escondidas de mis ojos.
Y hay algo en ese lenguaje que es indescriptible, algo que lo hace único y transforma a aquel capaz de entenderlo. Me gusta demasiado querer a otras cosas y personas gracias a vos, a tu visión del mundo, a tus ojos-lenguaje que equilibran cierta inocencia con una crítica madura y profunda. No es querer por vos, sino a través de vos.
A través de vos descubrir lo invisible.
Buen sueño, M, buena cosecha de pensamientos fuertes.**»

Miranda no tiene sueño y escribe cartas



* Permiso para citarlo concedido con humildad y sonrisas. Gracias, F.
** "Soñar es pensar fuerte" - idea que se me escapó en alguna conversación y que un docente calificado me copió después ;) (guiño a mi interlocutora Anna O. -ya ves cómo ni revelo tu identidad-)

8 comentarios:

eMiLiA dijo...

Coincido. Cuando evoco alguna imagen placentera y me regodeo en mi propio castillito aireado, siempre, siempre se aparece el sueño - el de de veras - y me duermo algo enojada por no poder permanecer abrazada a la ilusión.

Un abrazo!

Lluvia Canina dijo...

querer a través de otro, que cosa buena y recomendable

Licenciadas en todo dijo...

Vos te preguntas que quiere la gente, yo me pregunto que quiere Mariana Kozodij que me deja cosas en el blog, endilga cosas que desde nuestro blog no se hacen y despues se hace la sota.

Licenciadas en todo dijo...

Como claramente se ve aca:

http://licenciadas-en-todo.blogspot.com/2010/06/he-aqui-la-lider-del-consorcio-de-hapes.html

Lilya Nuratis dijo...

ME encanto esta entrada... "nominar" pienso... a veces es tan dificil... y sin embargo....

besos calidos

Scarlett DuBois dijo...

Leer este post fue reconfortante, no sé por qué. "ojos-lenguaje", ¡¡sí!! Siempre digo que el lenguaje es la forma que tiene cada uno de interpretar el mundo.

Me gustó el Blog, ¡volveré! :)

Beterraba y Remolacha dijo...

me hiciste recordar una frase que me gusta mucho, relacionada con los sueños o el sueño, de un poeta brasileño, Mário Quintana:

"Sonhar é acordar-se para dentro" (... despertar para adentro)

besos...
maca.

·Geo·ligne· dijo...

Me quedo siempre en tus escritos... como haciendo pausa.

Me quedan retumbando tus palabras...

Como si estuvieramos en una charla mate de por medio y las dos nos contariamos infidencias...

Abrazo.
(si, lo que intenté decir fué que me gusta, que me identifico, o algo así)