domingo, 25 de octubre de 2009

Cielos redondos


Le debía tres meses de alquiler a la vida. Se dormía en los portales de cada fin de semana, tapándose con los cartones fríos del miedo y la vergüenza.
Pisó en falso una baldosa y casi bautiza la vereda con los bolsillos traseros del pantalón, tan tambaleante, tan frágil y sin motivos para agitar los brazos y recobrar el equilibrio.
El niño venía con un globo, celeste, hermosamente combinando con el cielo, robándole pedacitos al sol en un costado, haciéndolo bailar sobre su cabeza y su corte taza, su pelo tan lacio y tan brillante.
Pasó a su lado y el globo quiso quedarse en la cabeza de la figura bamboleante que comía migas de otros días en las vértebras del tiempo que la olvidaba de a poco. El niño sonrió, conocía los caprichos del globo celeste, del globo-cielo, del globo-roba-rayitos. Sonrió y decidió quedarse un rato a su lado, de paso darle la mano y poner finalmane sus pies en el suelo.
El niño se quedó ahí, mientras el globo jugaba con esos rulos amarillos y torpes, le enredaba el sol en cada bucle, le perforaba dulcemente el corazón con trozos de cielo.
Le debía tres meses de alquiler a la vida y la felicidad la tenía en el seguro de paro.
Pero un globo celeste la acompañó hasta la puerta de su casa y antes de despedirse le dio un pequeño beso en su nariz llena de pecas.
Después se fue calle abajo hasta la rambla, se perdió confundiéndose con el cielo, entre las manos del niño que buscaba rulos de todos los colores para poder elegir.

9 comentarios:

miss.smile dijo...

jo! qe precioosiidad! (L)

Verònica dijo...

yo no tengo rulos pero me gustaria mucho un globo de esos, tan volador como la altura de mis sueños, un globo para acariciarme el pelo y jugar un rato, y llevarlo conmigo a buscar formas en las nubes de nuestro cielo...
precioso escrito, parece que andamos con ganas de esa inocencia tan tan tan natural...

y si, contagiemonos!!!

Abrazos tambien para vos Carito!!!

Vero.

green. dijo...

''le perforaba dulcemente el corazón con trozos de cielo.''
realmente, una perciosidad!

Ma. Soledad Di Pasquale dijo...

Precioso, como todo lo que escribí, linda!
Me encanta.
Te dejo muchos muchos besos!!!

Terapia de piso dijo...

Yo no quiero saber cuánto le debo. Pero siempre la vida está cobrando.

Un abrazo, Eclipse.

José Roberto Coppola

Felipe dijo...

Un globo, dos globos, tres globos..
la vida es un globo que se me escapo...la vida es un globo donde vivo yo....
Un saludo

aleli dijo...

ay como m gustan los globlos y esa imagen es genial , el texto pra variar bellisimooo

saludos!

Eduardo dijo...

Hola, soy Eduardo, del equipo de organización del Festival Eñe. Quería comentaros que los próximos 13 y 14 de noviembre un sueño de nuestra revista se hará realidad: celebraremos un festival de literatura en el que el Círculo de Bellas Artes de Madrid (España) se convertirá en el lugar para festejarla.
El Festival Eñe reunirá a más de 70 escritores, editores, creadores, músicos, cineastas… para hablarnos de libros, actualidad y celebrar las letras. Lo hará con un programa en el que las ideas se mezclarán con las lecturas, las lecturas con la música, la música con el aprendizaje y, todo ello, con la fiesta. Algunos de los autores que participarán en el festival son: Álvaro Pombo, José Antonio Marina, Antonio Gamoneda, Chema Madoz, Gabriela Wiener, Rodrigo Fresán, Use Lahoz, Agustín Fernández Mallo, Soledad Puértolas, Jorge Herralde, Javier Cercas, Fernando Iwasaki, Carlos Franz o Vicente Molina Foix, entre otros.
Esperamos que puedas venir, luego no digas que no te lo avisamos…

Julieta dijo...

Vos zarpás escribiendo eh. Cuando crezca(?) quiero escribir como vos.