viernes, 9 de octubre de 2009

Autofagia

No existo
con el sol
ni para adentro.
No tengo las señales
ni semillas
ni sangré nunca
en otra almohada.
No tengo tus dos manos,
tu extensión inútil,
tu lengua invasiva.
No existo con el sol,
me invento
y me trago
a mí misma
con la noche.

7 comentarios:

Nicolás,no,gracias dijo...

me he dado unas vueltas por el blog y ahora me veo conminado a comentar, ya que este poema me gusto mucho.
me da una sensación de tristeza y al mismo tiempo de delicadeza, dificil es usar la dualidad dia/noche y que quede también, aunque no me puedo alegrar por el que siente como el poema.
Saludos jefa.

MeG dijo...

increíble... muy bueno
me pareció muy sincero, pero lo más importante es que no caes en palabras complicadas para contar esas cosas muy complicadas (error de redundancia cíclica.. perdón.. je)

Quijo dijo...

No existo con el sol, ...ni con la noche..

Julieta dijo...

"me trago
a mí misma
con la noche."

Siempre que paso por acá me llevo una frase revoloteandome en la cabeza...

Melisa dijo...

Inventarse todos los días..puede ser un liberarse de las ataduras del ayer, o un recurso ante el miedo de mostrarse tal cual una es. Yo hoy me inclino por lo primero, quizás por una ola de optimismo que me atraviesa por estas horas..
Me gustó mucho!
un saludo.

Xaj dijo...

No te fagocites, no.

Más, más sol, más luz. Mas rubí.

Dolores Eidán dijo...

Me gusta este lado, el de las explusiones, el sincericida, el que decís susurrando pero que lleva un grito contenido.
Me gusta, sí, me gusta.

Abrazo Eclipse, indagá por ahí y alcanzame más de estos, que me alimentan...