sábado, 13 de junio de 2009

foutaises de otoño

descubrí que me gusta:

· ver las hojas secas en la rotonda del Palacio Legislativo correr detrás de los autos.
· el olor a garrapiñada de los puestos de 18 de Julio, que el frío parece volver más dulce y tentador.
· hacer esas cuadras desde la facultad hasta la Plaza Independencia, por la vereda sin sol, solo para llegar detrás de la Puerta de la Ciudadela y preguntarnos qué ir a ver.
· cierta mesa arrinconada del Tasende, que antes me parecía lúgubre y tristísimo, desde la que se puede ver retazos de distintas partes de la ciudad y casi aislarse del resto del bar.
· caminar descalza por la casa, con unas medias gruesas y muchos pantalones uno arriba del otro.
· que sean las cinco de la tarde, llegue Green y se ponga a tocar la guitarra a mi lado para que cante con ella.
· llevar la cuenta de los precios del café en los bares de los alrededores.
· caminar por Dieciocho, hacia arriba, por la vereda del sol, cuando este ya ha bajado, y concentrarme en el frío lastimando mis mejillas, mientras escucho música y el viento me da de lleno en la cara.
· no acostarme antes de las 3 de la mañana.
· que el ómnibus desvíe y me muestre un nuevo paisaje, alejado de lo que ya era rutina.
· que alguien invente una nueva palabra (sobre todo adjetivos) y suene hermosa.
· almorzar a las 6 de la tarde, en casa, y que nadie critique mis horarios.
· saber que el "mate de los martes a la noche" que apronto con cariño, es un gesto de ternura que nos acerca sin decirnos nada.
· descubrir nuevas pequeñas pintadas o tags en los muros que siempre me muestra el recorrido del ómnibus.
· que la más pequeñita de la casa me siga sorprendiendo con palabras demasiado adultas que no sé de dónde saca.
· el olor al pan casero que me recibe un par de veces a la semana en casa.
· comprobar que aún camino por la calle y distraídamente evito pisar las líneas.


(y hay más... este otoño hice racconto de algunas foutaises o insignificancias. abajo, el video de donde saqué la palabra para titular el post y que en parte lo inspiró)


9 comentarios:

Habitarás mi ocaso dijo...

A mi me encanta la garrapiñada!!!

Besos

yo mismo dijo...

y a mi me encantó este recuento de cosas insignificantes... pero que no lo son tanto. que al final te dan un poco más de vida... un algo más de alegría.

hay veces que no puedes evitarlo... ¿verdad? lo de no pisar las líneas digo... :)

un besito, amiga.

Lauri dijo...

Siempre pensé que la luz tan etérea del otoño es lo que nos permite volver a ver esas cosas que se nos escapa el resto del año.

Yo renazco en primavera, pero resiento en otoño.

Beterraba y Remolacha dijo...

eclipse

me gustan los significados de tus insignificancias...

me quedaré pensando a ver si puedo encontrar las mías

saludos

de remo

Julieta dijo...

el otoño tiene tantas cosas agradables!!! para mi, la mejor estación del año, sin dudas... Porque cualquier cosa que pase, si pasa en otoño, se disfruta mas...

Dolores Eidán dijo...

Qué hermosa es la palabra "foutaises".

Pero te parecen insignificancias todas esas cosas?
Ver hojas secas, caminar desclaza, acostarse tarde, descubrir inscripciones... tienen tanto significado.
Está para pensarlo (o no).

Me gustó mucho esto Eclipse.
Te dejo un abrazo!

Verònica dijo...

Que lindo leerte en estas cosas.. es cierto, no son nada insignificantes y lo bueno es que se nota que sos una loca linda que pone atenciòn en las pequeñas cosas... si serà importante y màs hoy por hoy (ja, parezco vieja diciendolo asi) Imagino cuantas veces nos habremos cruzado, cuanto tiempo anduve por el Palacio con mi ex y cuanto aùn sigo caminando nuestra gran avenida...
Un abrazo y claro que me encantaria que se sumaran otras!!!
Nos leemos Caro y estamos en contacto por ese riiico cafè!

Vero.

g. dijo...

llevar la cuenta de los precios del café en los bares de los alrededores.

Realmente eso me pareció hasta útil; y me gustaría encontrar un post con los precios de los bares de los alrededores, cuál es el más rico y el más bonito y todo eso.

Besos.

Reensi Lencio dijo...

me gustó el video, es del mismo director que Ameliè?