domingo, 28 de junio de 2009

Ni con tiempo

Un día nos encontraremos
en otro carnaval
tendremos suerte si aprendemos
que no hay ningún rincón
que no hay ningún atracadero
que pueda disolver
en su escondite lo que fuimos
el tiempo está después.

"El tiempo está después", rezan los carteles de una calle que se le aparece en sueños. Amarillos por el polvo de la calle, muestran las letras negras, amarronadas, gritándole el código para abrir la puerta a una vigilia feliz. El tiempo está después, el tiempo al fin es persona, se puede dejar a un lado, al fin se seca como las hojas caducas que ensucian las veredas.

Ella corre por diversos tópicos oníricos sin decidirse, con miedo al tiempo. "El tiempo dirá", "el tiempo cura todo", también tópicos, frases que se cansa de oír en recetas del conocido de turno que pretende aconsejar. A veces no hay más que decir, pero no se conforma. El tiempo al fin está después, le dice alguien, lo lee, puede verlo casi tan claro como la grieta que ya se está cerrando, que no la espera. Debe decidir, quedarse a mirar y admirar los carteles, a reconocer los trazos, las marcas de polvo, la periodicidad de las señales... o ser valiente para sacar de la grafía esas palabras y procurar vivirlas. Llevar a la vigilia la certeza de que el tiempo está después.

Duerme, aún duerme sin siquiera sospecharlo. El despertador, una mano conocida, la luz de la ventana, algo la despierta. Sufre el contacto con el día, sufre el tiempo de vuelta. De pronto tiene la certeza de no poder olvidarse jamás de aquello que fue. Ni en sueños, ni con carteles, ni con vigilia, ni con tiempo...
Ni con tiempo.


9 comentarios:

Verònica dijo...

Llega a dolerme...Montevideo està gris, yo regreso a casa de mi encuentro con el extraño de turno...
eso me dijo "el tiempo lo cura todo"... sonreì... terminè con un "ojalà"... pero se que hay una marca que se queda conmigo que ni con tiempo se va...
un beso y leerte es un placer siempre,

nos vemos,
Vero.

Xaj dijo...

El tiempo gusta de ser la figurita difícil, de meter la nariz en todas las sopas,pero curtir la de guacho. No hay que pensar demasiado en el turrito, siempre hace lo que se le canta.

Saluditos nena eclipsada.

Jor Arribillaga dijo...

(El tiempo tiene un secreto para cada uno) Y aunque no me guste verlo a Oli vestido de blanco, quién pudiera,no?

Volviendo, de a poco pero volviendo...

Y el tema 6, siempre :)

Beterraba y Remolacha dijo...

el tiempo lo dirá
es lo de menos
todo lo cura
es veloz...y pasa

el tiempo está después,

y después,
las coincidencias...te leí sin escuchar la canción, y después, la escuché de otra voz...que no sabía, que yo ya sabía, que el tiempo está después,
qué coincidencia

mientras, sigo esperando el café, ojalá llegue, antes que el tiempo

remolacha.

O(ʜ)livia dijo...

woa!! cabrera y esa canción.. y esas ganas de salir por montevideo a patear soles y encontrar la luna en cada esquina, no?
tra
lara
laralalalalala
besos, amiga!
sí, y esas cosas de soles y mundos que cambiar.

yo mismo dijo...

el tiempo... últimamente también yo ando obsesionado con el tiempo. con su discurrir lento en este verano del norte. me encantó tu texto... el significado que encierra... el tiempo está después... y esa canción que no conocía, pero tan bella.

un placer parar aquí... últimamente no estoy para nada. un beso, amiga.

Jorge Luis dijo...

El tiempo es el gran rector del universo. Nos hace vivir y morir. A veces demasiado rápido, a veces demasiado lento.

Dolores Eidán dijo...

Hace rato que la 'idea' de la (no)existencia del tiempo me resuena.
Pero parece que ando sin tiempo para prestarle atención.

Muy lindo texto mujer, cargado de imágenes...
Te dejo un abrazo.

Poeta Errante dijo...

Estaba por firmar otra cosa, pero vi tu nueva portada (para mi es nueva), me detuve en el autoretrato, y no puedo parar de reirme. Es genial.

Saludos nena.