jueves, 24 de julio de 2008

El tipo que canta

"Hoy tocan Jazz en aquel bar
donde no pude soportar
la quemadura que en mi boca hizo una verdad"

- La primera vez que lo vi sonreír, me pareció que tenía la sonrisa de un tipo difícil, sabés a lo que me refiero, de esos tipos complicados con los que después tenés más dolores de cabeza que navidades. Pero bueno, aún así la sonrisa era divina, cautivadora, ya sabés cuánto me atrajeron siempre los complicados.
La otra la mira sobre el borde del vaso, lo apoya sobre la mesa y se acomoda en la silla sin decir palabra, esperando el resto del relato que prometía ser, como siempre en esos casos, una descripción minuciosa y enérgica.
- Y esa voz... cantaba, canta, tan bien, lástima no pude quedarme después para decirle algo... aunque no hubiera sabido qué decirle. Esa manía de imitar los vientos con la voz... ah, me enloquecía, y los movimientos compulsos cuando sigue el ritmo de la música. No miraba nunca un lugar fijo, ni siquiera a alguna persona de las que allí estaban; cada tanto algún comentario a algún conocido, un guiño de ojo a la banda, pero nada más, pura concentración de ojos cerrados. Unos ojos casi sin pestañas, que abiertos eran dos puntitos negros brillando bajo la luz tenue del sótano. Cerrados, las pestañas cortitas dibujaban una línea casi recta al final de los párpados, que en varias canciones se mantenían cerrados por largo rato.
- Pero no me digas que todo esto lo sacaste de verlo el otro día en el toque...
- ¡Claro! ¿cuándo más? No te voy a decir que me enamoré pero...
- Pero sí, conociéndote...
Sin ánimos de retrucar tal afirmación, toma un sorbo de su bebida y continúa lo que parece ser un interminable relato de todas sus observaciones.
- Y esa barba de algunos días... en principio parecía nomás una suciedad en la cara, pero a contraluz... ¡ay! a contraluz era más un detalle sexy, cautivador, que invitaba a una caricia a pesar de las alergias y las cosquillas.
Su amiga pone los ojos en blanco y sonríe, resignada al hecho de que su interlocutora seguirá con las descripciones febriles.
- Qué más decirte, que esa pequeña porción de noche en este sótano fue solo eso, yo mirando al tipo que canta, imaginándolo en cualquier otro lado menos rodeado de paredes de piedra y minitas cool.
- Pero ¿era de esa onda...?
- No. Incluso creo que está casado, al menos luce sin vergüenza un anillo, por lo que pude ver...
- Como si el resto fuera poco...
Callan. El sótano esa noche espera música tranqui y ellas están nomás de paso para tomar algo.
- Yo no sé por qué me seguís dando pelota y esuchando estas cosas.
- Porque soy tu amiga, capaz.
- Sí, pero no lo hacés como una obligación, es como si lo disfrutaras a pesar de que siempre es lo mismo.
La otra la mira con algo de vergüenza, como si hubiera sido descubierta.
- Capaz porque está bueno lo que contás, no sé, historias que nunca son pero que vos vivís como lo más carnal y apasionado del mundo.
- No me queda otra...
- Tenés un amor en cada bar.
- Y vos uno en cada puerto, no te podés quejar...

16 comentarios:

Ignacio dijo...

¿entonces?


una barra charlando con un ancla?
o el tipo que canta realmente es importante?

no entendi...

Eclipse dijo...

No entendí qué no entendiste... un amor platónico de una tipa de barra, no hay demasiado misterio ni cosa que entender.

damian varea dijo...

desde el camarote clandestino del capitán chinaski en "La Pena Negra" te saludo y te doy las gracias por este hermoso lugar

Belén dijo...

Las amigas siempre disfrutamos con las locuras de nuestras amigas. Ja. Me estoy acordando de cada una que he vivido con mis amigas… Yo también soy de esas que se alucinan una historia entera con solamente ver a una persona un rato. Hace unas semanas fue una chica muy linda con la que fui en el colectivo… Nunca más la vi. ¡Es muy divertido alucinar!

yo mismo dijo...

diálogos, descripciones, sonrisas a media luz en un sótano extraño, en un bar donde el jazz lo inunda todo. palabras trenzadas, historias que cuentas... y yo sólo abro la boca.

tres semanas, vuelvo de malta y leo todo, todo y todo lo que tengas. un beso.

Juan dijo...

Pa.. Se nota q hace tiempo no venia por aqui.. ahora te comentan mil personas, sos famosa! jaja.. Acordate lo q te dije en aquellos dias, yo fui de tus primeros seguidores, no te olvides cuando seas rica, famosa y glam.. jaja
Ademas, lo q escribis tb cambio, me re gusta tu "nuevo look literario", es re notorio el cambio con "la vieja Tefy"... Sera porque no te veo ahce mil??? quizas.. quien sabe.. jaja.. Leer estos ultimos solo me dan ams ganas de felicitarte y de volver a hacerme un "habitual" de tu pagina.. como en aquella epoca q incluso metist eun juan en el medio a ver si me daba cuenta.. esas epocas donde la facu no em afixiaba, jaja.. en fin.. me puse nostalgico... como sea, toy devuelta, y espero seguir para no irme, jaja.. te dejo un monton de besos y cuando puedas llamame y salimos algun dia, dale? Mil besos

Jor dijo...

Me imagino... una noche de bar y vos contandomelo a mi (por la manera en la que describis la barba) o yo contandote lo a vos...(porque tiene barba)

Mas alla de eso, me hizo acordar mucho a Raly Barrionuevo, siempre canta con los ojos cerrados...


Te amo preciosa!!! Muchos besos!

Felipe dijo...

Un sotano con musica arropados por la noche, de tranqui con una copa y un cigarrillo viendo de cerca el amor.
Yo lo cambiaría ahora mismo.
Pasate por mí blog, te he dejado un regalo.
Un saludo

camu dijo...

como te dije, te entiendo perfectamente porque me ha paado alguna que otra vez
tengo abandonado este mundo blogger, ya-lo-sé
pero vuelvo, enunos días vuelvo.
te quiero pa.
beso

Eclipse dijo...

damian: saludos capitán! (venia mediante)

belén: con amigas, seee, con amigas todo es divertido, más cuando sacan lo peor de vos (en el buen sentido, quién diría que mi apariencia de niña buena puede derivar en cosas malas?)

yomismo: teodio. yo también quiero vacaciones! y en malta! ya te dije... la próxima me meto en la valija.
cuando escribía esto me acordaba de tu post de jazz y que te dejé la misma canción de ismael por allá, solo que la otra parte: "quizás en aquel bar / sigan tocando jazz / te esperaré en la misma mesa en que te hablé / de ese salto al vacío que planeaba contigo / de mis ganas de revolución". amo esa canción.

juan: estoy un poco desaparecida yo? sabés que vivo al palo, ya hace siglos que salimos del liceo, nene. mi casa queda de tu casa a la misma distancia que la tuya de la mía... y mi tel. lo sabés, llamame... sabés que camino con los codos. jajaja, naaa, todo bien, tenemos que hacer algo che!

jor: amiga!! a pa re cis te!!!!! ni te imaginás lo que te extrañé.
jajajaja, me sacaste la ficha, taaaal cual, me maté de la risa con lo de la barba, ni me había percatado de que era re yo ese comentario.

Felipe: mil gracias!! cuando vuelva a la vida, es decir, cuando tenga vacaciones, me pondré a seguir las reglas esas.

Camu: bo-tija, pasan, las cosas pasan, esos días estaba con las antenas a todo lo que da y guardé en mi mente cada detallecito, sabía que me iba a servir para algo... ya ves, una historia que aunque no le pasa a una... suele suceder.
pero a vos no te gusta el "tipo que canta"... a vos te gusta el "tipo del saxo", el saxo alto (no tenor ¬¬)

quijo dijo...

Eclipe, me encanta eso que dices "ya sabés cuánto me atrajeron siempre los complicados", qué bueno son esos amores repentinos y platónicos que surgen en una noche, y que bueno es poder compartirlo y qué se emocionen con nuestra historia! Mil abrazos!!

Ignacio dijo...

ah...porque yo soy un buscador de doble sentidos, de las imagenes ocultas, de encontrar sombras en la oscuridad y etc...en realidad me cuesta que un texto sea solo descriptivo...la falta de postura o la postura tan concreta que diga lo que estamos leyendo...

(Y)

Rodolfo Serrano dijo...

Buena historia. Por cierto, la cita es curiosa, teniendo en cuenta que no se ha publicado esa canción en ningún disco. Un beso

Álvaro Dorian Grey dijo...

Son noches de amor mojados en amistad y alcohol, los mejores amores son los que no has tenido...
saludos y salud

huellas compartidas dijo...

Y esos pequeños detalles que al principio no notamos y que después se convierten en un rasgo característico de ese habitante único...
Post sensible, hermoso para está nublada tarde...
Que estes bien...
Saluties

Warren/Literófilo dijo...

Entretenida lectura, de verdad, me gusto mucho, y y la paradoja de la vida cotidina como trasfondo tematico, un saludo.