domingo, 2 de agosto de 2009

Nombres


Dicen que aparecieron costados
donde una vez tuve nombres.
Las algas hamacaron toda
la sal de mis arrugas niñas.
En este instante de interés
en este pequeño punto
donde convergen mi Dios
y tu diafragma
y tus venas de metal ardiendo,
escarbo con los dientes,
con las uñas grises
y desentierro nombres
donde una vez tuve alas.

Mayo 2009

8 comentarios:

Xaj dijo...

Girar el viaje de las alas con polvo. Escabar, si, ese instante que pudimos ser.

Saluditos Eclip.

green. dijo...

hermana, es excelente, realmente da gusto leerlo y releerlo.
quiero conocer al tipo que canta vi.
te adoro

Verònica dijo...

Seràn esos nombres que nos hacen volar, que nos ponen alas y nos llevan al cielo??? el tema es bajar... regresar sin el nombre...

inspiradores tus versos Caro!!!

Besotes,

Vero.

Dolores Eidán dijo...

Vos me decís que me digo certeramente, y vos mujer?

Escarbo con vos (a ver si encuentro mis nombres...)

Saludos!

Señor Posmópolis dijo...

superar el malentendido inicial gracias a la poesía.

Tulúm dijo...

Qué le dijo una argentina a una uruguaya? Me gusta tu poesía, por poesía y por Marosa.

Bienvenida todas las veces que-te-copés...


Abrazo!

Dulce dijo...

que lindo eclipse, me gusta mucho lo que escribís, y toda la estética de /los blog/s es genial. un abrazo grande grande!

Ignacio dijo...

y hasta que el nombre
se desntierra
y quiere ocupar
el lugar de los costados
que ya antes
quisieron ocupar
el lugar de las alas.

que chico tenemos el cuerpo para tanta vida alrededor...