viernes, 15 de mayo de 2009

episodios inconexos(?)

En una noche de bar conocimos un checo. Humildemente nos pidió para sentarse a nuestro lado en esa mesa pública que ponen en la vereda, al mejor estilo "tablón y caballetes" de un pic-nic familiar. Llevaba una cerveza en la mano y ni reparé en que estaba solo, en que su acento era extranjero ni en su exótica fisonomía, ensarzada en una conversación como creo estaba. Segundos después fuimos presentados todos y se sucedieron horas de una charla animada, curiosa, llena de risas, promesas y buena onda. Terminamos acompañándolo al hostel y fijando encuentro para ir dos días más tarde a la Feria de Tristán Narvaja.
Los episodios del fin de semana me hicieron caer en la cuenta de cuán ignorante soy, de cuánto me falta aprender, saber, conocer, descubrir. Y más allá de la frustración que genera esta certeza, también me hace sentir un poco viva, un poco con ganas de ir más allá de todo lo que me rodea, de tomar el primer tren a cualquier lado, de tener claro que aún falta mucho por hacer y la vida podría depararme cosas geniales.
Y ahora no paro de sonreír ante muchas cosas que me dejó la visita, el intercambio cultural y los chistes internos que se generaron en tan poco.

**

Van a paso lento, zarandeados por las ruedas imperfectas en contacto con la calle aún más imperfecta. Van al sol, en un equilibrio inverosímil, arreados por el caballo desnutrido y frágil, primaveral en sus raídos adornos, resignado, mascota y herramienta de trabajo, con nombre y anónimo, inútil, necesario. Y va ella al margen de las riendas, al margen de su marido que dirige al animal, que ayudó a sostener las bolsas a los costados, la carga de todo el carro. Va ella en su universo de cumbia villera, en sus melódicas cumbias ensalzando palabras obscenas. Va ella, la mirada perdida, ajena al tráfico, ajena al mundo, escuchando al barrio en su brand new mp3.

**

Mi destino es ser La Mejor Amiga. Y hacerme amiga también de todas las ellas que otros puedan tener. Hacerlo de buena fe, con todo mi cariño y espontaneidad. Sin segundas, sin interés maligno y, por encima de todo, sin salirme de mi etiqueta de la-amiga-que-nunca-será-algo-más


**

Anduvo dando vueltas por la casa, incompleta, oscura, entregada al vaivén inocuo de sus dos piernas. Dando vueltas hasta que al fin dejó caer su cuerpo como un pesado objeto y me miró sin gracia. Había encendido el televisor y nada de lo que alrededor ocurriera iba a interrumpirle sus minutos de desconexión voluntaria. Incluso dije que me iba, incluso amenacé con las valijas, metí a prepo todo lo que cabía, delante de sus ojos. Le mostré las cosas más preciadas y cómo las empacaba para obligarle a prestar atención a mi supuesta partida. Cuando no hubo más que demostrar, nada más que hacer, anda más que guardar... seguía con la luz azul del televisor incendiando sus pestañas. Y yo, con todo en las valijas, no tuve más remedio que irme.


**

Levanto un libro de Jacques Prevert, usado, hermoso, en español. A los segundos alguien acerca su cara a la mía y comienza a recitármelo en francés.

9 comentarios:

Chie dijo...

"Los episodios del fin de semana me hicieron caer en la cuenta de cuán ignorante soy, de cuánto me falta aprender, saber, conocer, descubrir. Y más allá de la frustración que genera esta certeza, también me hace sentir un poco viva, un poco con ganas de ir más allá de todo lo que me rodea, de tomar el primer tren a cualquier lado, de tener claro que aún falta mucho por hacer y la vida podría depararme cosas geniales."

esta es la descripción más perfecta de como me siento que alguien más haya escrito...
cool blog.

Verònica dijo...

La feria de tristàn.. un barcito... el mp3.. la chica que canta cumbia.. extranjeros... hostel... desconectarse con algo conectado: la tele... ¿paradoja?... leerte...sentir tus palabras... escribir llenando el cuadradito de comentarios con puntos suspensivos... no se por què.. evidentemente tienen un sentido especìfico para mi..me gusta esto de lo inconexo, bonitos episodios, narrados de una manera muy linda... te mando un beso, tu ùltimo comentario me gusto mucho... ricordare...
hasta pronto,
Vero.

yo mismo dijo...

es un poco tarde ya en este lado del gran charco. así que mañana volveré para comentar tu entrada... sólo quería dejarte un pensamiento, una condolencia... un sentimiento, al fin, por la muerte de mario benedetti... gran mago de las letras... gran uruguayo.

releeremos más libros, más historias... y le echaremos mucho de menos.

un beso, amiga.

Jor dijo...

Creo que el último es el más hermoso. Esas cosas que uno no espera, que uno piensa que suceden en otros lados.


Te extraño botija, un abrazo gigante.

Scar dijo...

.


Si es por elegir, el de la partida. Las dos partidas.

La que sucede cuando no podemos retroceder nuestros actos que culminan en valijas.

Y la que sucede cuando encendemos el televisor para irnos en presencia.

Julieta dijo...

te dije que AMO cómo escribis??
sos una grande amiga bloggera!

Xaj dijo...

Días intensos, rubí.

Un checho, una partida, unas palabras al oído. La cal y arena de la existencia postergada.

Abraxo nena.

Verònica dijo...

Me encantaria lo del cafè! claro que si! En la semana puedo despues de las 20, a esa hora salgo del laburo, finde.. sin problemas, te mando un beso!
Vero.

Emma dijo...

Intercambio cultural y amistad perecne. Me encontré en ellos. Terrible, cierto, pero hay que tener mucha fuerza de voluntad para ser fiel a esa amistad, ¿verdad?