viernes, 19 de diciembre de 2008

Cobarde

no sé qué rezan las espaldas cuando se van, yo miro al piso, fijamente al piso, hasta que son un punto pequeñito en la llovizna viscosa de las despedidas.
no sé que dicen las arrugas de las camisas, los lunares, las blusas bajas, los hombros huesudos o bonceados, las nucas ocultas o las detalladas por un corte perfecto.
ni idea.
sé que las palabras no son lo último que se dice en una despedida, pero me pierdo el último mensaje y me acuerdo cuando ya es tarde.

17 comentarios:

g. dijo...

Lo último que se dice en las despedidas son todos los monologos que uno tiene con la otra persona cuando esta no está.

O por lo menos es lo que me pasa a mí, señorita botijita.

Hermoso texto...

yo mismo dijo...

g. tiene razón. las despedidas son difíciles. a mí siempre me han resultado extrañas, siempre esas primeras notas de melancolía, esos suspiros, esas palabras que no son lanzadas al aire y que dicen lo que no has dicho antes... a mí siempre me ha gustado mirar mientras me voy o mientras se van... o quizá no me guste, simplemente no puedo evitarlo.

en fin... nunca es fácil. un beso de paciencia :)

Quijo dijo...

Las despediddas siempre se llenan de silencios llenos de palabras, de conversaciones vacías por miedo a que las palabras se hagan más serias...en las despedidas siempre nos quedamos con la sensación de no haber dicho lo que podríamos haber dicho...pero cuando nos damos cuenta....vuelve a ser tarde.

despojada dijo...

cuanta razón en escribir.. que las palabras no son lo último que se dice en las despedidas...
cariños

laveron dijo...

muy buena forma de escribirlo...
se dice toodo lo que no se dice

Solita dijo...

Si uno pudiera evitarlas...
Y es cierto, a mi me pasa que cuando tengo que despedirme de alguien trato de mirar a la persona como nunca... trato de grabarme sus olores, sus gestos, la forma en que movía las pestañas... Y entre cosa y cosa las palabras se hacen agua. Y se evaporan.


Falta menos de un mes, bonita :)

TUITA dijo...

Lo que se dice en una última despedida es lo que no le has dicho a esa persona porque pensabas que había tiempo, porque pensabas que siempre estaría ahí...

Anónimo dijo...

Bien, veo que has estado en mi descuidadisimo espacio, no sé, sinceramente como funciona, pero sin embargo lo hice. me seria muy triste no cruzar, algunas palabras epistolares contigo, ya que en tus palabras veo, poesia, y eso, es ver demasiado.si le agrego que tienes )el menos tu perfil lo dice) 20 años, entonces es una bellisima anormalidad, insisto, tomate un segundo, escribeme. en el anterior comentario esta mi direccion. un abrazo

Anónimo dijo...

Bien, veo que has estado en mi descuidadisimo espacio, no sé, sinceramente como funciona, pero sin embargo lo hice. me seria muy triste no cruzar, algunas palabras epistolares contigo, ya que en tus palabras veo, poesia, y eso, es ver demasiado.si le agrego que tienes )el menos tu perfil lo dice) 20 años, entonces es una bellisima anormalidad, insisto, tomate un segundo, escribeme. en el anterior comentario esta mi direccion. un abrazo

Lucas.- dijo...

wow.. muy bueno.. un beso.

Xaj dijo...

Las espaldas dicen más que los labios. Una despedida con las vértebras en delay, un engaño cruzado de arterias sin circular.

Abraxito.

Floretta dijo...

lo último que se dice en las despedidas... no sé qué es.
siempre nos perdemos en otros detalles y olvidamos las últimas palabras. tendríamos que empezar a escuchar esas últimas oraciones...
igual yo siempre me quedo con los ojos... los ojos de despedida son muy especiales.

saludos

pou dijo...

quiza lo unico que puedas decir en una despedida es nada, es la palabra que no tendrá retorno.
Al menos viste una espalda.
besote

Libre expresion.. dijo...

siempre las despedidas son tristes
hay que decir todo sin importar nada
por que lo peor de todo es arepentirse de lo no dicho..

un beso

stefa

Eclipse dijo...

Ge: puede ser, también quedan esos monólogos, es cierto.

yomismo: es extraño, pero no pensaba en nada en particular cuando escribí esto, solo se me ocurrió algo que sucede en las despedidas con alguna gente.

quijo: claro, el problema resulta ser, casi siempre,
darse cuenta tarde de las cosas.

despojada: me alegro que coincidas, yo siempre pienso en eso.

laura: así es, irremediablemente, creo.

solita: si, me pasa también, esa obsesión por recordar cada instante de los últimos momentos. falta poco, qué emoción!

tuita: puede ser, como un último intento por saldar deudas.

anónimo: ok, lo haré en cuanto me haga un tiempo.

Lucas: gracias!

xaj: ja! siempre con esas palabras mágicas en el bolsillo, nene, me encantó lo de las vértebras en delay.

floretta: es cierto! los ojos dicen muchísimo, más que las espaldas, claro está.

pou: no sé, yo nunca sé qué hacer o qué decir en las despedidas.

stefa: lo peor que hay es arrepentirse por lo que pudo ser y no fue.

Dolores Eidán dijo...

No quiero dejar de "pertenecer" a este texto con un cometario.

LO AMÉ.

Edu dijo...

Vivimos mirando espaldas y sin la valentía de darle la cara a la vida.

Abrazos