lunes, 20 de octubre de 2008

Memoria de pez [ haberes I ]

Hay demasiada necesidad
de registrar los volúmenes, los líquidos, los orificios
de empeñar los olores, las espinas que la calle hunde
sin piedad
en la piel usada.
Hay demasiada espuma de secretos
demasiada necesidad
de registrar vacíos
primaveras que no llegan
o acaso manos esculpidas en arena.
Hay demasiado valor para perderse
entre las piernas de la tarde
demasiada vanidad en los cajones
esperando que otros se devoren sus virutas.
Hay demasiada historia no contada
que no importa en las fiestas, que no importa
en la playa que las lenguas zigzaguean llenas de espuma
de sal de olas.
Y hay como una luz voyeur que nos despierta
que nos arranca los imanes
que censura.
Hay la paradoja del firme recuerdo
de un hombre con memoria de pez.

16 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Paradoja luminosa que releo mientras me pregunto por la memoria de un pez, y su instinto, la memoria de su cuerpo, sensaciones. Releo el buen poema tuyo y veo lo demasiado que no hace memoria y lo que nos distrae de cosas importantes.

Te dejo un abrazo, desde aquí, del otro lado.

Asterión dijo...

Hay delgadísimo sonidos
entre las cosas y sus muertes,
como un violín sonando
mientras se hunde en un agua interminable.

Laureano Albán (Costa Rica, 1942)
"Inventarios terrestres", de Autorretrato y transfiguraciones.

Hermoso poema, Eclipse.

Saludos.

Juan Pablo López dijo...

Somos voyeristas por naturaleza, sobre todo yo, de tus escritos

Quijo dijo...

Demasiado de todo...

Jor dijo...

Me recordo a algo que podiamos haber hablado anoche.

Te quiero amiga!

yo mismo dijo...

¿sí, verdad? a mí me parece que hay demasiadas cosas que no nos ayudan a recordar, demasiados cuentos que nos obligan a perder de vista el fondo de todo, los orígenes... en españa estamos con la ley de la memoria histórica, con la búsqueda de cuerpos olvidados bajo metros de tierra y tiempo. algunos se oponen, los más porque no perdieron nada en aquellos tiempos y temen fantasmas que jamás volverán porque todo ha cambiado. otros sólo necesitan saber dónde están los suyos...

nunca sé muy bien si hablo de lo mismo que tú, pero lo que digo es lo que me sugieren tus palabras... supongo que también sirve :) ¿no?

Eclipse dijo...

Máximo: me alegro, me alegro que le transporte a recordar cosas que hace tiempo no revisa con la memoria.

Asterión: muy buen poema de su compatriota, agradecida de que lo deje caer por acá, donde todas estas cosas son bienvenidas. buscaré algo más suyo...

JP: ya sé que ud es voyeurista... debería cuidarme?

quijo: demasiado... estamos llevando un ping pong desde hace días nosotras. jeje.

jor: puede ser, puede ser, aunque tiene algo de eso, no habla de esa persona. ;)

yomismo: uffff, siempre dando tu visión que aunque erre, es siempre bien acertada. en realidad tiene que ver con una persona que conocí, que decía tener memoria de pez y se olvidaba de lo que le decía momentos antes, pero tuvo la (sospechosa) delicadeza de recordar mi nombre por varias horas. pero qué bien que traigas eso a colación, oportuno, siempre vigente. por acá también existe esa ley de la memoria con respecto a los desaparecidos de la dictadura, herida todavía abierta para muchos. saludos transatlánticos, como siempre.

Dolores Eidán dijo...

demasiada necesidad de registrar vacíos... sí! pero por qué? es tan reiterativa esa situación en mí.

(no presté atención a nada más después de esa frase, caló demasiado hondo, prometo volver y releer lo siguiente)

un beso, un abrazo.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Has dado en el clavo cuando acá, en España, hay jueces, políticos y militares con ese tipo de memoria..
Saludos y salud

Pyscho Poet. dijo...

Si, hay demasiada historia no contada.
Me re colgué con el título. Es que sí, ando en las nubes y bueno. (no, no es excusa).
Sabes? quiero aprender a usar el "ta".

Saludos linda! Rockeala con esos rulos, tienen todo el power :)

Eclipse dijo...

Dolores: sí, justamente, eso me parece lo más contundente y lo que más me duele del poema. necesidad de registrar vacíos. quizás porque la poesía se trate un poco de eso y de alguna forma al escribir los llenamos, no sé. pero los vacíos imperan y una necesita gritarlos.

álvaro: no había pensado lo que tu y yomismo proponen, pero como dije, acertado, creo que la gente con memoria de pez siempre implica una paradoja. el resto nunca los olvida.

Agus: Bs. As. me dio el título al presentarme un hombre con memoria de pez que pese a ser una mera anécdota, como bien dije, quedó en el recuerdo. caprichos de la ciudad, quizás.
Ya estás aprendiendo agustinita, ya estás aplicándolo bien.

G. dijo...

En este preciso momento, no tengo mucho más para decir que un simple, me gusto.

Me genero imágenes, si queres que te diga la verdad; pero todavía no las logro entender.

Si las puedo ver claramente, te lo comento, pero esta obscuro; realmente.

Y sí; me gusta más obscuro que oscuro.

Saludos.

Laurita dijo...

Hay tantas cosas ahí, esperando por nosotros. Qué bonita imagen la de las manos esculpidas en arena.

Un saludo

Jessi dijo...

totalmente de acuerdo con tu texto..
tantas cosas qe esperan por nosotros
besitoss.. qe estes bien =)

valentina* dijo...

demasiada vanidad en los cajones.
Cierto.
Muy lindo post, me encanta.

TUITA dijo...

Estoy de acuerdo. Tengo que aprenderme tantas cosas, que al final, nunca recuerdo nada. Últimamente oigo por todos lados lo de "tengo una memoria de pez". Si es que es imporisble recordarlo todo...