viernes, 31 de octubre de 2008

Infecciones [ haberes II ]

Hay un vacío infectado en la extirpación de la euforia.
Un anagrama sin uñas con qué despellejarse,
sin dientes para sacarse las espinas,
totalmente indefenso y caduco y blando, deforme, solitario.


Hay un vacío infectado con mis ojos, con mis lagañas de alcohol,
con las palabras que se escapan por mis poros, que se transforman en agua
veneno, salobre oscuro y caprichoso.
Hay un vacío con canciones podridas, canciones que evitarán
de ahora en más
los oídos,
recuerdos manchados con sangre dormida,
vacíos llenos, llenos de todo lo que fue mío
y perdí.


Hay una luz infectada por mis huesos,
inservible, maculada, espesa.
Detrás de la luz, una garganta,
supurando euforias en invierno,
transpirando las pelusas de los plátanos, las palabras enganchadas en un hilo.


Vacíos secuestrando insomnios
señalando, con los dedos infectos, la sangre que todavía
pasadas las horas como muchas cosas juntas
como hermanas desnudas en cola para el baño,
sigue omitiendo apariciones
serenatas voraces.
Vacíos que te llenan los pulmones,
que escriben con el frío
en los cajones.

11 comentarios:

Juan Pablo López dijo...

Mate, atardecer y tus letras. Ya sabés que pienso al respecto.

Jor dijo...

El frío en los cajones (L)
Amiga, cada vez me sorprendes mas.
Que decirte que no te haya dicho.
Sos ese domingo en san telmo, sos esa madrugada escuchando(me).

Te adoro.

Pasajera en trance dijo...

Hay cajones que no se llenan nunca. Y es bueno que así sea.

Quijo dijo...

"vacíos secuestrando insomnios..."y entonces...¿por qué yo tengo insomnio y sigo vacía?¿nadie lo secuestra? Un abrazo!!

Dolores Eidán dijo...

vacíos que te llenan (los pulmones)
paradójico, no?

siempre tan lindo lo tuyo, no pierdas la esencia.

un beso gigante.

Pasajera En Trance dijo...

Hablar de vacíos que parecen ser agujeros negros que arrancan y succionan, para llenar o vaciar otros espacios. Me termina de convencer de que las purgas vuelan por el aire, se esparcen por todos los costados.

Besos!

Pyscho Poet. dijo...

El vacio que llenan los pulmones, escriben con frio en los cajones. Pero no los llenan.
Ay mi querida. Me gustó mucho esto, como siempre, tu blog es para mi, un lugar que me hace sentir cómoda siempre.
Amé "sangre dormida".

Besotes y abrazotes por doquier.

Asterión dijo...

Siento un giro en este poesía, hacia textos que exudan más garra, más rabia, más dolor. Me gusta.

G. dijo...

Es muy lindo... Me quede buscando anagramas en cada una de tus palabras; jugando con calambures y cuestiones similares.

Muy lindo. Hay cadenas de palabras muy bellas que forman preciosas imágenes; realmente muy bonito. Me voy a quedar con varias de ellas por lo que resta del día-

Gracias. Besos.
Saludos, abrazos.
Todo eso que se dice, vio.

G. dijo...

Ah, me dejaste con ganas de saber que era esa otra cosa.

Besos again.

Eclipse dijo...

J.P: sólo sé que me tenés prometido el retrato fotográfico cuando sea que vaya a Tucumán.

Jor: ESA madrugada inolvidable, con una Zamba de Lozano engalanada por tu voz.

Pasajera en trance1: Es bueno, sí, a veces es bueno.

quijo: ufff... no sabría contestarte, pero siguen rondándonos estas contradicciones felices de confundirnos.

Dolo: paradójico, ya lo decía yo. El vacío puede llenar de una forma muy cruel.

pasajera en trance2: las purgas vuelan por ahí... puede ser. espero que me lleguen pronto.

Agus: "sangre dormida", sí, una imagen que tenía guardada de hace tiempo. amo que te sientas cómoda acá, agustinitah, sos lo más.

asterión: sí, estoy más visceral últimamente.

GE: Yi, le podría decir, así, como G en inglés. Ok, mister yi, me alegro que pase y le guste, no entendí lo de los anagramas, pero bueno, en fin.
un gusto, saluditos también.