martes, 16 de noviembre de 2010

Quietud

"Se tiene el corazón que se trae por defecto"
Jorge Drexler - Aquiles por su talón es Aquiles

A veces ahí hay un gran ventanal, ahí enfrente, sin cristal contra el que estrellarse, con la facilidad y la inmensidad que le aguarda a cualquier pájaro en una rama. Pero no, no es cuestión de andar saltando todos los días, dejar esos desperdicios en la vereda, imaginarse el horror del trayecto.
Las ganas se guardan para una próxima vez. Como las ganas de acariciar aquello que dormía junto a nosotros tiempo atrás. Como las ganas de comprar el libro lleno de láminas con reproducciones de pintura. Como las ganas de James Taylor en el trayecto del puerto a la casa, esa noche de tormenta por rutas de primera vez y ya nunca, en esa Roadmovie que planeamos y nunca tuvimos. Como las ganas de saber más nombres, de tener menos miedos, de ganar más batallas de esas que se acurrucan en el calendario.
Si el primer día del año determinara el destino del mismo, debería llenar cada renglón del almanaque de alegrías, emociones y sonrisas. Pero al cabo,  también hay inmensos mares o accidentes geográficos que no salen en las noticias, para vengarse de su suerte maltratándonos la espera.
A veces ahí, en lugar del ventanal, un espejo en el que nos miramos y simplemente nos vemos convertidos en una Penélope atemporal.
Tejemos, esperamos, pero a Ulises en verdad se lo llevaron consigo las sirenas.

7 comentarios:

Emerre dijo...

Como las ganas de parar media hora en el stand de los libros sobre pintura.

Increíble el mito, no? Un tipo que es todo coraje y una mujer que es pura espera. Lo que más me gusta de los griegos es que no moralizaban, contaban nomás, medio precursores del absurdo. Ojalá hubiesen aprendido un poco de ellos los que escribieron la Biblia, pura moraleja.

eMiLiA dijo...

"...esa noche de tormenta por rutas de primera vez y ya nunca, en esa Roadmovie que planeamos y nunca tuvimos."

Uuff.

Ando ganas, no?
Y a veces son muchas.

:/

Un abrazo!

Eclipse dijo...

fred:y si quiero parar media hora qué? eh? eh?
fantástico lo de los griegos: los dioses cometían errores, pero siempre estaban en esa dualidad, entre lo olímpico e inalcanzable y lo terrenal y fallido.
a mí fue eso lo que me conmovió siempre.

emilia: todavía espero tontamente una vuelta de tuerca que me devuelva a una noche como esa.

Lluvia Canina dijo...

ah! me hiciste acordar pila a "arte poética" de Borges.
" A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.
Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde(...)". lo sé de memoria, amé a la profesora de literatura cuando me hizo descubrirlo.

Alejo dijo...

Pero que barbaridad, multiples sensaciones: como ver la barca a lo lejos de que lo se espera pero insiste en alejarse. Todo pasa, siempre un mar que maltrata la sepera (fantástico)

Un abrazo,
Alejo

3NRIQ3 @EL_GARRICK dijo...

Ganas postergadas, deseos reprimidos, momentos que se fueron para no volver, personas que regresan sin ser las mismas.
Saludos y ojalá tengas tiempo de visitar mi blog.
Un abrazo.

·Geo·ligne· dijo...

uffffffff...

(buen post, eh)

Saludos niña.