lunes, 20 de julio de 2009

Puta inocencia.

Una tarde venía de lo de un amigo en el ómnibus y me encuentro con la siguiente situación:
vacaciones de invierno, madre con tres hijos volviendo de algún evento de divertimento para los pequeños. hijo 1: unos 6 o 7 años. hijo 2: unos 8 o 9. hija3: una beba de un año o menos.
Resulta que venían sentados y yo frente a ellos. La bebé tenía la cara pintada con ojitos, orejitas y bigotes de gato, todo en rosado y negro, probablemente pintura realizada en el sitio que fuera la madre los había llevado a pasear.
Entre las muchas cosas que decían y comentaban, un poco descuidados los niños, el más pequeño de los varones la mira y le empieza a hacer payasadas a la hermanita para que se ría. Le dice: "sos una gatitaaaa..." El mayorcito le pregunta a la madre: ¿la pintaron de qué, mamá? ¿de gatita? La madre responde afirmativamente.
El más chico sigue diciéndole: "hola gatita, holaaa". Y el mayor comienza una temible asociación de ideas que escucho, atónita: Es una gatita... gatitoo... gato. Es un gato. O una puta. Sí, puede llamarse puta.
¡¡Lo juro!! Si no eran exactas palabras (ya pasaron unas semanas de esto) el concepto era exactamente el mismo. Lo triste fue que el niño no lo hizo con maldad o con intención de insultar a su hermana. Había un tono totalmente pasivo en su voz, totalmente "inocente" (la inocencia acá se me presenta como una paradoja terrible).
Ahora ya no me acuerdo qué siguió a eso. No lo dijo muy fuerte, no sé si la madre lo escuchó, pero a mí me quedó grabado en la cabeza por días y días.
Me enferma y entristece esta naturalización de términos y TVconceptos que se esparcen como peste sin discriminación de audiencias. No me voy a extender en el tema, pero estamos asistiendo a una erotización de lo infantil de manera peligrosa y amenazante. Lo peor no es simplemente el hecho en sí, sino ese acostumbramiento al que llegamos, esa falta de crítica constante, esa desescandalización.
¿Cuál es el tope para el escándalo ahora?
Yo estoy conforme, al menos, con haberme asustado del hecho.

7 comentarios:

Basurero Usurero dijo...

Esto ya tiene miles de años lamentablemente, pero sí se puede. suerte.

Hammelinn dijo...

buena publicación!!!

un placer venir x acá

un abrazo

Fede

¡Jotapé! dijo...

La podía haber catalogado como una de las gatitas de Porcel y Olmedo, al menos.

No, ahora enserio, la verdad que es un tema eso sí, es cierto que estamos inundados, pero también los papás deberían tener un poco más de cuidado.

O sino, ¡a censurar!

¡Beso!

Almendra dijo...

La verdad que sí es una pena.

Sole Di Pasquale dijo...

Siempre es un placer leerte, linda :)

CLAUDIO BURGUEZ dijo...

es asi mi querida ED, la tinelisacion de los niños y adolescentes. Me gusta el articulo y el nombre. Saludos.

annie dijo...

Lo peor de todo es que lo dicen sin malicia alguna y es ahí cuando uno no sabe si darles unas buenas trompadas o simplemente explicarle el significado de la palabra. Al final de cuentas se puede llegar a la conclusión de que la culpa la tienen los padres por no checar que es lo que ven sus hijos, sin embargo, tampoco pueden andar por el mundo tapándoles las orejas hasta que tengan una edad razonable. Saludos